La vida útil de un libro.

10474246_846442572060934_2443037835680590200_nMe preguntan por la vida útil de los libros. Es, un tema algo difícil y complicado de explicar, sobre todo hablar en general sobre ello pues cada libro al igual que los lectores son un mundo.
Por resumir un poco, diría que hay tres tipos de vidas:
Comencemos por el denominado Bestseller, aunque el término ya ha cambiado y se refiere no solo a superventas si no a un género fácil de leer y entretenido sin más pretensiones que pasar un buen rato con el y luego olvidarlo.
Salen a la venta con empuje editorial y campaña publicitaria y se venden como churros los primeros días o lo que dure la campaña. Por lo general se mantienen en stock en librería dependiendo de la demanda. Suelen ser de autores ya de renombre y que se prevee una venta masiva.
Algunos, solo algunos, pasan a ser clásicos del género bestseller y llegan a la estantería de recomendados manteniendo un mínimo número de ejemplares hasta que deja de tener demanda por parte de los lectores. Vida finita en un par de años como mucho.
Un segundo tipo serían los que decide el librero tener en stock porque los ha leído, le gustan/apasionan y quiere darlos a conocer. Siempre en lugar visible cuando es novedad o descubre la joya que le ha llegado a las manos. Pasado un tiempo se ubican en la sección adecuada al género correspondiente y en recomendados. Estos resisten y persisten lo que el librero y los lectores consideren oportuno. Aquí la recomendación al lector-cliente es lo que cuenta para que se repongan y existan físicamente por tiempo indefinido.
Hay casos de títulos que no siendo clásicos, si no sencillamente por amor a ellos, llevamos reponiendo años.
Viven hasta que no quede lector sin su ejemplar.
Y los olvidados que pasan sin pena ni gloria dan eso: pena.

Si el librero conoce a sus lectores ya sabe que esos libros duran lo que un caramelo a la puerta del colegio: nada . Pero en este caso porque nadie quiere meterles el diente.
Van de vuelta al proveedor casi de inmediato y es raro que alguno sea reclamado a posteriori. Esto no depende del género literario o materia que traten, es simplemente que no hay cabida para tanto y mucho menos para algo que el librero considera no vendible en su espacio cultural.
Seguramente alguna maravilla nos hemos perdido por el camino, pero no hay vida suficiente para leer todo lo que recibimos, que la frase “Que bonito es tener una librería, pasar todo el día leyendo” es un utopía.
¿Vida?: llegan muertos sin posibilidad de reanimación.
Indudablemente, todo lo dicho antes es desde mi caso en particular, no hablo por compañeros libreros y no se puede comparar a otro tipo de librerías con más espacio de almacenamiento y más plazos para que estén al alcance de los visitantes, ni mucho menos a grandes superficies, que ahí los libros van y vienen semanalmente, sin secciones de recomendados, fondo general de clásicos sean estos modernos o no y sobre todo sin librero que recomiende una buena lectura a gusto del lector que demanda una horas de viaje libresco.
Yo solo deseo larga vida al libro, sea cual sea.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Curiosidades literarias.

2 Respuestas a “La vida útil de un libro.

  1. Estoy de acuerdo contigo. Incluso añadiría que algunos libros han sido famosos una vez que los libreros lo han leído, les ha gustado y lo han recomendado.
    De los betsellers que tú y yo sabemos debería huir todo el mundo o hacer como dice una amiga… “si dentro de 10 años se sigue editando, entonces lo leeré”.
    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s