Proust escritores con Juan Soto Ivars.

Imagen

Juan Soto Ivars, (Águilas, 1985) es escritor y crítico literario. Autor de las novelas Siberia (El olivo azul y sigueleyendo, Premio Tormenta al mejor autor revelación de 2012) y La conjetura de Perelman (Ediciones B, 2011); ha editado la antología Mi madre es un pez (Libros del Silencio, 2011; con Sergi Bellver), coordinó y participó en la antología de relatos Sobre tierra plana (Gens ediciones, 2008) y en la actualidad prepara varios proyectos editoriales. Lleva la secciónEspaña is not Spain en El Confidencial, y tiene otro espacio propio de entrevistas, ¿Puedo tratarle de usted?, en la revista Primera Línea. Escribe habitualmente en la sección de cultura de la revista Tiempo y participa en multitud de webs de crítica literaria. Dirigió durante dos años El Crítico, boletín de ensayo literario creado por Juan Carlos Suñén. Siempre tengo cerca del pensamiento esa frase de Balzac que nos libra de la duda: “El miedo procede de la anticipación.” Ayuda a preocuparse por lo que ya está en marcha solamente.

El cuestionario:

¿Qué es para ti un libro?

Un conflicto que muchas veces se soluciona como menos lo esperabas.

El mejor sitio para escribir.

Es uno sin internet ni interrupciones.

Cuando abres la puerta y entras en una librería…

Me abrumo por todas las cosas que no he leído. Me dan picos de consumismo y síndrome de Diógenes. Miro lo que ojea la gente.

Qué libro estás leyendo en estos momentos.

Bélgica de Chantal Maillard, porque estoy en Bruselas. Las dos cosas me gustan mucho.

¿Te acuerdas del primer libro que leíste?

Tuvo que ser alguno de la serie Leo Leo, que me da mucha pena que haya desaparecido. Eran unos libros infantiles maravillosamente escritos. Luego vino Roald Dahl, Michael Ende, y luego vino Tolkien.

Dinos cuál es tu escritor favorito.

Mi escritor favorito usa muchos nombres distintos.

¿Y tu personaje literario preferido?

Ahí sí puedo apuntar mejor. Una mezcla entre Ignatius J. Reilly y Tristram Shandy.

¿Con qué personaje literario te sientes identificado?

Con el padre Yorik, un cabronazo cínico que se enemistaba con todos y en cuya tumba ponía “oh, pobre Yorik” para que en el futuro todos lamentasen su muerte al pasar ante la lápida.

¿Sigues un método a la hora de escribir?

Tengo que estar seguro de que bajo ningún concepto me interrumpirá nada ni nadie.

¿Alguna superstición o manía?

Tengo un pavor a las interrupciones que me impiden hacer nada, no escribo si oigo algo al otro lado de la puerta. A algunos les pasa para concentrarse en el baño.

¿Qué libro te hubiera gustado escribir?

Hay un cuento que leí una vez muy bonito sobre este tema, pero no recuerdo al autor. Trata sobre un tipo que escribe una novela fantástica cuyo argumento es el siguiente: España y Portugal se separan de Francia y navegan hacia América por el océano Atlántico. El tipo le pone “La balsa de piedra”, y muy contento marcha para la editorial. Pero de camino en el escaparate de una librería se encuentra un libro con el mismo título de un tal José Saramago. Lo compra y descubre que es su novela, palabra por palabra. Deprimido, se marcha a casa. Pasa la crisis y empieza otra novela. Va sobre una epidemia de ceguera blanca que convierte a los antiguos ciegos en los reyes del mambo. Le pone “Ensayo sobre la ceguera” y marcha contento a la editorial pero de camino vuelve a ver que José Saramago la acaba de publicar, mismo título, misma novela palabra por palabra. Furioso, decide matar a José Saramago, ese plagiador anticipado. Encuentra su casa y llama al timbre. Saramago abre la puerta. ¿Es usted el autor de “La balsa de piedra”? Sí. Sin mediar palabra, le pega un tiro y mata a Saramago. Muy contento se marcha a su casa para escribir otra novela. Ahora nada podrá estropearlo, piensa. Pero cuando se sienta a escribir ya no le sale nada. No vuelve a escribir nada más. 

Más o menos era así lo que leí. Me marcó. Así que respondo a tu pregunta: me alegra mucho escribir mis propios libros, espero no escribir el de ningún otro.

¿A qué escritor/a te gustaría conocer en persona?

Me gustaría tomarme una caña con Pérez Reverte, pero me da miedo porque parece muy altanero.

¿Papel o libro electrónico?

Me compré un ebook cojonudo y al principio me gustaba, porque vi que se lee muy bien. Pero cuando llevas 6 o 7 libros empieza a fallar algo. Todo el tiempo tienes en las manos el mismo objeto. Creo que el libro electrónico no se comerá al papel por un simple concepto de consumo. El objeto de papel cambia su peso, su portada, su textura. No es como oír música o ver una película, el libro lo consumes con el objeto entre las manos. Y esa variedad que ofrecen los libros no la podrá ofrecer el juguetito. Como me dijo Mario Muchnik, se pasará la fiebre del juguetito.

¿Has leído más de 5 títulos de un mismo autor/a? De quién.

Intento leer la obra completa de los autores que me gustan. Recomiendo por su entereza y porque quizás no lo conozca todo el mundo a Knut Hamsun, siempre en las traducciones de Kirsti Baggethun, eso sí. Las demás son basura. Si se googlea “Guía de lectura de Hamsun” creo que sale un artículo mío con la lista de libros bien traducidos.

¿De qué palabras o frases abusas a la hora de escribir?

Me dicen que en las dos novelas que tengo publicadas a veces sobra alguna metáfora, así que me he comprado un bozal y unas correas para no abusar en la siguiente.

¿Qué talento, aparte del literario, te gustaría tener?

Me gustaría tocar instrumentos, pero para eso tengo a mi hermano Paco que es guitarrista flamenco.

¿Cuál ha sido la mejor crítica que han hecho de tus obras?

Que son humanas y despiertan sentimientos.

Qué libro no has sido capaz de terminar de leer.

Ada o el Ardor, de Nabokov. No lo entiendo y me parece una obra muy sobrevalorada. 

¿Sueñas con libros?

No, pero hace poco he soñado con Facebook.

¿Cómo dedicas tus libros?

Con mucho pudor, por si no le gusta. Debe de ser un agobio que te dediquen un libro y no te guste.

¿Algún día has visto a alguien leyendo uno de tus libros? ¿Qué has sentido?

He visto a dos mujeres leyendo uno de mis libros en el metro, en Madrid y en Barcelona, y he sentido ganas de saltar de vagón en marcha o de pedirles matrimonio. No sé, es una sensación contradictoria.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cuestionario Proust escritores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s