El hombre de Troya. Heinrich Schliemann.

El hombre de Troya. Autobiografía.
Heinrich Schliemann.
Interfolio editorial.

Hasta la segunda mitad del siglo XIX, la ciudad de Troya era considerada una invención literaria del poeta Homero, porque los arqueólogos no habían encontrado ninguna prueba que pudiera demostrar su existencia. Sin embargo, Heinrich Schliemann, quien desde niño estudiaba los mitos de la Ilíada con pasión, creía que la historia que detallaba el poeta griego era cierta e intentó descubrir todo lo que de ella se encontrara oculto bajo las ruinas de un mundo que había avanzado ya varios siglos.
La biografía de Heinrich Schliemann tiene varios tintes novelescos: de origen alemán, pertenecía a una familia modesta y tuvo que trabajar desde muy chico de lo que pudiera para colaborar con la economía de su hogar. Como tenía una gran visión para los negocios, logro convertirse en un acaudalado comerciante, pero eso no distrajo nunca su interés por la mitología griega y Troya. Cuando tuvo recursos suficientes viajó a Asia a buscar la ciudad con la que había soñado desde su niñez.
La Ilíada describía dos cristalinos manantiales como punto de referencia. Durante siglos cientos de investigadores visitaron la región buscando las ruinas de Troya, pero Schliemann optó por investigar otro de los puntos de referencia que describía el poema de Homero: la hoy en día colina de Hissarlik y en el año 1868 comenzó sus estudios sobre la región. Allí cerca, en tiempos históricos, se había alzado la ciudad helénica, más tarde romana de Novum Ilum, Nueva Troya, de la que todavía quedaban ruinas. La habían construido los antiguos donde creían que se encontraba la sagrada llión de Príamo. En un montículo que se encontraba en el lugar Heinrich Schliemann comenzó sus excavaciones.
De septiembre a noviembre de 1871, ochenta trabajadores bajo la dirección de Schliemann abrieron una profunda trinchera frente al escarpado declive septretional, cavando hasta una profundidad de diez metros bajo la superficie de la colina. Contando con la ayuda de ingenieros ingleses y muchos más obreros de lo que poseía al comienzo, no detuvo nunca su investigación y un año más tarde, orientado por Dorpfeld, un joven e inteligente ayudante comenzó a encontrar no sólo las ruinas de Troya, sino cientos de objetos pertenecientes a aquella época y murallas por doquier.
Así es como Heinrich Schliemann descubrió su amada Troya, la que hasta entonces había sido considerada un invento de los historiadores. En las excavaciones se encontraron 12 ciudades una construida sobre la otra. La séptima de estas ciudades era la de Homero, la amada por este investigador que no cesó hasta encontrarla.
Publicaciones
Sus publicaciones pusieron de manifiesto la riqueza de las civilizaciones de la Grecia prehistórica, como la micénica o la de Hisarlik (e incluso intuyó la existencia de la civilización minoica, todavía desconocida).

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Literatura de viajes.

6 Respuestas a “El hombre de Troya. Heinrich Schliemann.

  1. Angel

    Un hombre único desde luego. Y nunca escribió su autobiografía. El texto está compuesto con sus notas recopiladas por su mujer.

  2. UN GENIO QUE NUNCA SE RINDIO!
    LUCHO CON PASION HASTA LOGRAR SU OBJETIVO!
    DESCUBRIR A LOS OJOS DEL MUNDO EN GRAN REGALO PARA LA HUMANIDAD:LA GRAN Y LEGENDARIA TROYA.

  3. Pedro

    Un buscador de tesoros, lo que un arqueólogo nunca debe ser ni permitir. Lo siento pero no soy defensor de Schliemann. Reconozco que eran otro tiempos, peor se dedicó a expoliar y sacar los materiales de valor para él (que no para los científicos) de las ciudades en las que intervino.

  4. PEDRO,LO QUE TU PIENSES DE EL ES ALGO PERSONAL,PERO DE NO HABER SIDO POR EL ,TROYA TODAVIA SERIA UNA LEYENDA ,EL TUBO DEDICACION A LO QUE CREIA QUE ERA CIERTO,Y LEYO ESTUDIO UNA Y OTRA VEZ,BUSCO Y SE LANZO A MUCHO MAS QUE UNA AVENTURA,SE LANZO A LA DESENTIERRO DE LA VERDAD DE UNA CIUDAD LEGENDARIA ,LO QUE TOMO O NO TOMO PARA EL ES LO MINIMO Y NO SE COMPARA AL GRAN REGALO QUE NOS DEJO:LA CIUDAD DE TROYA Y CON ESO HIZO REVIVIR A LO GRANDES HEROES QUE EN ELLA ESTUBIERON!!!

  5. gerardo

    Resulta innegable la personalidad extraordinaria de Schliemann, su capacidad intelectual, su voluntad y la intensidad de su dedicación a la pasión por los descubrimientos arqueológicos de su amada Grecia. Ante la incógnita de cualquier hallazgo material ventajoso imprevisible, sus inversiones económicas en sus investigaciones, exploraciones y descubrimientos fueron privadamente cuantiosas, y su labor material personal ímproba y tenaz, incluso ante el rostro de la más cruda adversidad. Lo materialmente provechoso que logró encontrar está en su mayor parte en los museos, y lo que no le fue requisado por gobiernos que no cuidaban lo más mínimo de su patrimonio y lo demás, como el tesoro de Príamo, se cree yace hoy en alguno de los sotanos blindados de algun lugar del Este, requisado como botín de guerra.
    Fue, cierto es, muy censurado por sus procedimientos, calificados por los definidos como arqueólogos expertos, de nada ortodoxos, en cuanto a los procesos, pero si, eran otros tiempos y abordar un sueño y lograr hacerlo patente para la humanidad, tenía su coste económico, generalmente nunca soportado por los estamentos; la recompensa era generalmente nula, y los riesgos pagados con incomprensiones y descalificaciones. Hoy es igualmente problemático reconocer a la gente excepcional, a pesar de sus innegados defectos.

  6. I’m no longer certain the place you’re getting your information, however great topic.
    I needs to spend a while learning much more or understanding more.
    Thanks for wonderful information I was on the lookout for this info for my mission.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s